Category Archive Putas

Byprostitutas rumana la prostitucion

Prostitutas rumana la prostitucion

prostitutas rumana la prostitucion

Pero cuando llegaron a Asturias empezó el infierno. El mensaje que querían transmitir los Sandulache era que si con sus novias eran capaces de ser tan salvajes, ni se imaginasen lo que podían hacer con las otras chicas.

Que arda tu abuela por allí". Así amenazaba Cristian a una de las chicas que no estaba al corriente de los pagos. A otra le advertía de que "voy a violar a tu hermana pequeña menor de edad. Voy a quemar a tu abuela. Las chicas eran obligadas a prostituirse en el Club Delphos de Oviedo. Pero las amenazas no eran lo peor. Algunas de las chicas han declarado que eran violadas por sistema, casi a diario y sin preservativo. Eso desembocaba en embarazos. Los Sandulache obligaban a las chicas a abortar, alguna de ellas incluso en la semana 15 de gestación.

Hay unanimidad entre las declarantes respecto al hecho de que todas eran sometidas a violaciones constantes. Por ese motivo, los Sandulache ya habían sido investigados e interrogados alguna vez por la policía asturiana. Ellos no daban crédito a lo que estaban oyendo: Y mucho menos si es "de su propiedad".

Una de las prostitutas había practicado lucha libre en Rumanía durante varios años. Le pegaron tal paliza que estuvo una semana en la cama sin poder moverse. El régimen de terror que habían impuesto los Sandulache en sus dominios llevó a las chicas a verse inmersas en una auténtica espiral de esquizofrenia.

Entre ellas tenían la obligación de vigilarse las unas a las otras. En una de estas ocasiones, llegó a oídos de los hermanos que una de ellas quería fugarse. Se había ido a tomar una copa con un cliente fuera de horas de trabajo. Esta espada era una de las principales herramientas de amenaza.

Cuenta una de las prostitutas que, siempre que la violaban, lo hacían en una cama bajo cuya almohada sobresalía una espada. El menor de los Sandulache, tomando un café en una plaza en Asturias. Allí en Constanza todos los conocen, los respetan y los temen. Como son tan ricos , son muchos los vecinos que intentan hacer tratos con ellos.

Una de las mujeres ha declarado que ella llegó a España porque su novio se la vendió a los Sandulache a cambio de mil euros y un BMW de segunda mano. Otra ha explicado que llegó a España acompañada de su novio, buscando una vida mejor. Que ella misma elegiría si se acostaba o no con los hombres. A los pocos días, su novio dijo que se marchaba unos días a Rumanía porque tenía que hacer unos recados. Que ella se quedaba al cuidado de los Sandulache, pero que regresaría pronto.

Los Sandulache le explicaron entonces a la mujer que acababa de adquirir una deuda con el clan y que la iba a pagar prostituyéndose. Y es que, hasta en los roles de este juicio falla la lógica. Judith Gómez es la abogada de una de las denunciantes… que a su vez también es una de las acusadas. Utilizamos cookies propias y de terceros y tecnologías similares para almacenar y administrar las preferencias del Usuario, enviar publicidad adaptada al Usuario, habilitar contenido y recolectar datos analíticos y de uso, así como para garantizar el correcto funcionamiento de esta web.

Andreea es una estudiante de 22 años que cayó víctima de la trata de personas hace unos años para ser explotada sexualmente en España. La gran mayoría de estas mujeres suele proceder de estratos sociales muy bajos, aunque a veces también estudiantes y chicas de buena familia caen en la trampa de los llamados "loverboys", o sea, "enamoradores". Así le sucedió a Andreea, que se enamoró en la universidad de un joven que le regalaba joyas, flores, bombones de chocolate y que la cuidó con fingido cariño cuando fue operada de apendicitis.

El hombre logró finalmente convencerle de emigrar con él a España, donde iban a buscar una vida mejor para salir de la pobreza en Rumanía, con un salario medio de apenas euros mensuales. La joven rumana, que no quiere hablar con la prensa sobre lo sucedido, no podía creer lo que le decía su compañero. Por ello, las víctimas que consiguen escaparse acuden a grupos que les defienden y que les proporcionan el anonimato para evitar así que se vuelvan a cruzar con sus captores.

Las víctimas lamentan también la falta de políticas sociales y la inhibición del Gobierno rumano por luchar contra la imagen de Rumanía como un lugar turístico sexual. Se refiere así al polémico alcalde del balneario de Constanza, Radu Mazare, quien cada verano suele hacer campaña turística con las "bellezas" locales que esperan a ser "cazadas" y "descubiertas" por los turistas extranjeros.

Mientras tanto, la historia de Andreea tuvo un final feliz, ya que la joven ha conseguido rehacer su vida en una pequeña ciudad al norte de Bucarest y se ha casado hace poco.

Prostitutas rumana la prostitucion -

Por eso, cuando el negocio va mal, se enfadan mucho. El País Twitter Google Plus. La Guardia Civil detiene a unos narcos que robaban a otros narcos haciéndose pasar por la Guardia Civil. Esta espada era una de las principales herramientas de amenaza. prostitutas rumana la prostitucion A su llegada a España la organización mafiosa instaló a María en una vivienda en la que una mujer la controlaba las 24 horas del día. Las mafias nigerianas, también muy vinculadas con la explotación sexual de mujeres, suelen casar a sus cabecillas con rumanas para que éstos puedan permanecer prostitutas rumana la prostitucion forma regular en el país y moverse sin ataduras por Europa. El esperpento no acaba aquí: Aunque ante la Justicia española las chicas se casan de forma voluntaria, en realidad lo hacen bajo coacción de la red que las trajo a España. Once detenidos, siete en España.

Fueron tres días y medio de viaje. Ruta que siguen las mujeres rumanas hasta España Alba Martín. Al llegar, dos hombres también rumanos y de aspecto rudo -musculados y con varios tatuajes en brazos y cuello- metieron a las chicas en un caserón antiguo donde había cinco o seis mujeres de origen latinoamericano. En la planta alta de aquel lugar había 25 habitaciones individuales. Allí durmió aquel día y allí, durante los dos siguientes años, conoció el infierno. A la mañana siguiente, aquellos dos hombres reunieron a todas las chicas en un comedor de la planta inferior.

Aquel rostro desconocido les dijo que, a partir de ese instante, trabajarían como prostitutas. Luego, sin mediar palabra, los dos lugartenientes de aquel individuo las abofetearon a todas. Un par de chicas que se rebelaron recibieron puñetazos en las costillas y alguna patada en las piernas. Las restantes, muertas de miedo, ni rechistaron. Marina trabajó en aquel prostíbulo durante casi dos años.

De cinco de la tarde a cinco de la mañana, todos los días de la semana. Cada jornada atendió a un mínimo de cuatro hombres. Todo el dinero que ella cobraba se lo quedaba la mafia que la trajo a España, que a su vez pagaba al dueño del local -un español- por el alquiler de las habitaciones. La chica logró escapar en julio de Una mañana, al amanecer, saltó por la ventana de su habitación hasta un patio trasero de aquel caserón.

Luego, cruzó un vallado y salió corriendo. Los servicios sociales también la atendieron. Sin embargo, ella no quiso denunciar ante la Policía Nacional. Hoy, Marina reside en un pueblo de Castellón junto a su pareja, un valenciano. La chica, de 27 años, es madre de dos niñas de dos y cuatro años. Para protegerla, en el relato anterior se han omitido datos de su historia personal. El incremento de la llegada a España de mujeres rumanas de entre 18 y 30 años para su explotación sexual en prostíbulos comenzó a mediados de la década pasada, tras una modificación legal del Gobierno fechada en que afectaba a la llegada de extranjeros a territorio español.

Desde ese año, la legislación exige el visado a todo ciudadano que quiera entrar en España procedente de países de Latinoamérica como Venezuela, Colombia, Cuba…. Hasta entonces, las mujeres latinas copaban los prostíbulos de este país.

El idioma y la forma de ser, muy similar a la de los españoles, eran sus grandes atractivos para atraer clientes que consumieran alcohol y sexo. Aunque Rumanía, que ingresó en la UE en , sigue sin pertenecer al espacio Schengen , las mafias comenzaron a trasladar a España a centenares de jóvenes con contratos de trabajo falsos. Una vez dentro de Hungría, que sí pertenece a los 26 Estados del continente europeo que no tienen controles fronterizos internos, el viaje hasta España les resulta sencillo.

Para el traslado de las chicas suelen emplear dos rutas: Gracias a los testimonios de un grupo de ex meretrices rumanas y moldavas que se prostituía en la Casa de Campo y en clubes de la región y de capitales cercanas, la policía ha desarticulado este años seis redes rumanas. En febrero pasado, la Brigada de Extranjería de Madrid detuvo a una de estas mafias y a su cabecilla, Ion. Tienen garantizado el anonimato y un permiso de residencia. Los mafiosos las buscan en discotecas.

Allí las embaucan con falsas promesas de trabajo en Madrid. Convencidas, las chicas se sacan el pasaporte y lo entregan a la organización. Los llamados pasadores empiezan a maquinar entonces cómo introducir a las mujeres en España.

Rumanía, "zona cero" de la trata de mujeres en Europa. La factura de la inestabilidad política. Sentencia del caso Gürtel. La historia de Carlota Pi. Por Diego Mariño La profesora de periodismo Marie Franklin ha llevado a la fama su blog de finanzas personales gracias al método que aplicó en su vida diaria. Por Miguel Ayuso La fiscalía de Reino Unido lleva décadas intentando acceder a un fondo que un ciudadano abrió para contribuir al pago de la deuda.

About the author

prostitutas rumana la prostitucion administrator

so far

prostitutas rumana la prostitucionPosted on10:12 pm - Oct 2, 2012

What necessary words... super, remarkable idea